PROTECCIÓN MINERAL DE LA MADERA

Soluciones para proteger y conservar la madera
La madera
un material de construcción tradicional con futuro

UNA HISTORIA DE ÉXITO

La madera es probablemente el material de construcción más antiguo de la humanidad. Sus características más destacadas son su gran disponibilidad, la facilidad con que se trabaja y sus excelentes propiedades climatizadoras. Debidamente trabajada, la madera puede durar varios siglos. Prueba de ello son las incontables obras de madera que existen por todo el mundo.

"HUELLA DE CARBONO NEUTRA"

La madera es una materia prima renovable, duradera y resistente, y sus excelentes propiedades aislantes favorecen la eficiencia energética de los edificios. Regula la humedad y absorbe las sustancias nocivas del aire ambiente. Todo ello hace que la madera mejore no sólo el clima global, sino también las condiciones ambientales interiores.

MATERIAL PARA EL SIGLO XXI

La madera está experimentando un auténtico renacimiento en la arquitectura moderna. La gran innovación de que han sido objeto los métodos de fabricación ha dado pie a formas totalmente nuevas de hacer arquitectura. La madera tiene el potencial de convertirse en el material de construcción del siglo XXI.

 

 

MADERA: UN MATERIAL CON CARÁCTER

CONTRA LA CADUCIDAD

La madera es un material de origen natural y, como tal, está vivo, es activo, y también muy exigente. Para poder conservar su belleza, la madera de exterior necesita estar protegida de la humedad, la radiación UV y los ataques químicos y biológicos.

DURADERA Y RESISTENTE

La apariencia y la durabilidad de una fachada de madera dependen de la elección de los materiales, del diseño y del tratamiento superficial. Para satisfacer los requisitos arquitectónicos actuales en materia de durabilidad y estabilidad estética, existen varias soluciones protectoras disponibles en forma de pinturas apropiadas.

ESTÉTICA

Más allá de la funcionalidad, las pinturas ofrecen a los diseñadores un amplio abanico de posibilidades estéticas para subrayar la personalidad de una edificación de madera o del diseño de interiores en madera.

La dilatación y contracción de la madera supone todo un reto para el acabado.

PINTURAS PARA MADERA

Soluciones convencionales e innovadoras
ACABADOS CONVENCIONALES

Los acabados convencionales para madera basan su formulación en aceites, resinas alquídicas, acrilatos u otros materiales sintéticos. Su función es la de reducir la penetración de la humedad y minimizar la destrucción de la lignina por la luz UV. Sin embargo, los ligantes de estas pinturas orgánicas no resisten la radiación ultravioleta a largo plazo, lo que al principio provoca alteraciones en el color o en el brillo y posteriormente la degradación del ligante.

Con la pérdida progresiva de elasticidad, la pintura se vuelve quebradiza, se cuartea y pierde su función protectora. La humedad penetra en las zonas de la madera que quedan expuestas y se introduce debajo de las capas de pintura que todavía están intactas, intensificando los "movimientos" de la madera y acelerando el proceso de destrucción.

Los acabados convencionales para madera presentan una vida útil limitada de entre 3 y 7 años en función de la calidad y la resistencia.

VISIÓN E INNOVACIÓN
El principio de silicato

¡EUREKA!

Las pinturas de silicato se componen de ligantes y pigmentos inorgánicos y de cargas minerales. El secado se produce por medio de una reacción química del ligante con las sustancias reactivas minerales del soporte, que crean una unión íntima. Aplicadas en soportes minerales, las pinturas de silicato han demostrado ser extremadamente duraderas y resistentes a la intemperie. Con su típico aspecto mineral mate y sus colores elaborados con pigmentos inorgánicos, han demostrado ser especialmente eficaces para la conservación, la protección y la decoración de edificios.

Después de veinte años de trabajo de investigación, los ingenieros de KEIM han podido trasladar el principio de la pintura mineral al soporte de madera. Para ello se combinan dos tecnologías de acabado de eficacia probada: una imprimación al aceite con unas excelentes propiedades de penetración y de protección al agua, y la pintura de silicato con una acción protectora fiable frente a la intemperie y a los rayos UV.

RENOVACIÓN SENCILLA

Gracias al proceso de envejecimiento típico de las  pinturas de silicato, KEIM Lignosil es extremadamente duradera y hace que generalmente no sea necesario lijar las superficies pintadas con ella antes de repintarlas. Para preparar las superficies basta con limpiarlas a fondo.

VENTAJAS

KEIM Lignosil protege y preserva los edificios modernos e históricos y convence gracias a sus múltiples beneficios:

  • Baja resistencia a la difusión del vapor
  • Extraordinaria protección contra la humedad
  • Resistente a los rayos UV y totalmente estable a la luz
  • Muy resistente a la intemperie y duradera
  • Estética mate adecuada para soportes históricos
  • Fácil de renovar
  • Certificada según DIN EN 927
  • Seguridad con componentes de eficacia probada


EL "ENVEJECIDO CONTROLADO" DE LA MADERA

UNA CUESTIÓN ESTÉTICA

La postura de arquitectos y propietarios en relación con este tema es tan controvertida como el propio fenómeno: aceptar el paso del tiempo y dejar que el proceso natural siga su curso, o controlar la evolución de las superficies con pinturas. Este dilema se puede resolver de una forma elegante: Con KEIM Lignosil-Verano se ha desarrollado un acabado con base de silicato que simula la pátina gris plateado de la madera dotándola de una bella apariencia natural desde el primer día. A diferencia de lo que se suele pretender con las pinturas convencionales, Lignosil-Verano no tiene función protectora, por lo que con el tiempo va dando paso al aspecto agrisado natural de la fachada. No es necesario repintar, dado que la apariencia deseada de la fachada, que adquiere un elegante tono agrisado, se instaura sin necesidad de un mantenimiento posterior.

SOSTENIBILIDAD

Y lo mejor es que KEIM Lignosil-Verano no contiene biocidas ni disolventes y garantiza una estética mate mineral natural con colores totalmente estables. Las superficies tratadas conservan su transpirabilidad. Todo ello combinado con el secado rápido y una aplicación sumamente sencilla convierte a Lignosil-Verano en un sistema sostenible y especialmente eficiente.

www.keim.com utiliza cookies propias y de terceros persistentes con la finalidad de prestar un mejor servicio. Si continua navegando está aceptando su uso. No obstante, puede cambiar la configuración de las cookies u obtener más información aquí.