Pintar la fachada

Consejos útiles

Decidir con criterio

Cada soporte tiene unas necesidades específicas que la pintura debe satisfacer. Y, por otro lado, cada propietario tiene su propia idea. Tómese el tiempo que necesite e infórmese. ¿Qué es lo más importante para usted? Luego decida con criterio cuál es la pintura que más le conviene.

[Translate to es_es:] Der Gitterschnitt zeigt eine unzureichende Haftung
El corte en retícula muestra una adherencia insuficiente

La comprobación del soporte es esencial para lograr una buena adherencia

Comprobar bien el soporte es muy importante, sobre todo en aplicaciones de exterior. ¿Resistirá? Lo primero que hay que hacer es verificar si hay zonas con suciedad o indicios de deterioro. Se puede saber simplemente pasando la mano por la superficie. Si el revoco se deshace o la pintura se desprende rascando con la uña, será necesario hacer una "prueba de corte en retícula". Para ello, se corta la pintura antigua en forma de retícula con un cúter y se pega encima una cinta de pintor. Acto seguido se retira la cinta dando un tirón. Si se adhieren fragmentos de la pintura vieja a  la cinta, significa que la pintura ya no es firme y que se tiene que eliminar.

La herramienta es importante

Procure utilizar buenas herramientas. Hacerlo le facilitará el trabajo y le permitirá obtener mejores resultados. Compre su herramienta en tiendas especializadas. A la hora de comprar una brocha, asegúrese de que tenga una densidad adecuada y cerdas rígidas para controlar mejor la aplicación de la pintura. Si trabaja con rodillo es recomendable que sea de fibra de poliamida de pelo largo.

 

 

 

OTROS ASPECTOS A TENER EN CUENTA

La seguridad ante todo. Dicho de otra manera: Cuando realice trabajos en la fachada, debe utilizar un andamio. De ese modo el trabajo será más fácil, más rápido y sobre todo más seguro.

PINTE LA FACHADA SIEMPRE POR PAÑOS COMPLETOS

Antes de iniciar el trabajo, divida siempre la fachada en paños continuos. No interrumpa su trabajo hasta que termine de pintar el paño correspondiente. De ese modo evitará encuentros o empalmes que afeen el resultado.

IMPORTANTE: PROTEJA LAS ZONAS QUE NO SE PINTAN

Proteja bien las zonas que no se tienen que pintar, como los marcos de ventanas, con el material adecuado. Utilice solo cinta para exteriores; las características de cada tipo de cinta varían mucho en función de la aplicación. No tarde demasiado en retirar la cinta; de lo contrario dejará residuos que habrá que limpiar.

¿Y EL CLIMA?

No pinte nunca si está lloviendo, si hace viento fuerte o si la pared está mojada. Tampoco es deseable que haga mucho calor. Lo mejor es empezar por la fachada sur del edificio. De ese modo irá pintando antes del paso del sol, y podrá permanecer en la sombra. Si el soporte está muy caliente, la pintura se seca demasiado rápido y el resultado es peor. 

SI SE HA SALIDO DE LA RAYA

Retire siempre inmediatamente las salpicaduras de pintura con una gran cantidad de agua. Si es posible desmonte los bajantes, las marquesinas y elementos similares. Al principio le supondrá algo más de trabajo, pero luego podrá trabajar mejor.

www.keim.com utiliza cookies propias y de terceros persistentes con la finalidad de prestar un mejor servicio. Si continua navegando está aceptando su uso. No obstante, puede cambiar la configuración de las cookies u obtener más información aquí.