Diccionario de la pintura
Aditivos

Los aditivos ayudan a dotar a las pinturas de las propiedades deseadas. Los humectantes, por ejemplo, son aditivos que mejoran la miscibilidad del ligante con los pigmentos. Otros aditivos son los hidrofugantes y espesantes. También se habla de sustancias coadyuvantes.

Biocidas

Las pinturas de exterior pueden incluir biocidas para proteger el edificio de la contaminación por microorganismos. Los alguicidas y fungicidas son biocidas que pueden prevenir la afectación por microorganismos tales como algas y hongos en la fachada y en las paredes interiores, aunque no pueden evitar la contaminación a largo plazo. Los conservantes también se consideran biocidas.

Compuestos de cloro

Los compuestos de cloro pueden tener un efecto irritante intenso. Algunos de los compuestos organoclorados son sustancias muy tóxicas, persistentes y bioacumulativas como las policlorodibenzodioxinas y los policlorodibenzofuranos.

Además existe un gran número de compuestos organoclorados naturales que pueden ser sintetizados por organismos tales como los microorganismos del suelo, los mohos, las algas pardas y los líquenes.

Contenido energético

Se considera contenido energético de un producto la energía necesaria para fabricar, transportar, almacenar, distribuir y desechar dicho producto. Se contemplan todos los productos intermedios y la obtención de las materias primas, además del consumo energético de todos los procesos de producción empleados. Cuando en la fabricación intervienen máquinas o infraestructuras, también se incluye la parte proporcional del gasto energético de su producción y mantenimiento en el balance energético del producto final. El contenido energético de un producto es, por tanto, la energía que se consume indirectamente al comprar el producto.

Cargas

Las cargas son partículas minerales sólidas con un tamaño que supera varias veces el de los pigmentos. Por lo general se suelen emplear materiales sólidos que no alteran el color como polvo de cuarzo, pizarra y dolomita. Las cargas sirven, por ejemplo, para aumentar la resistencia mecánica de una pintura.

Disolventes

Los disolventes son sustancias capaces de disolver o diluir gases, líquidos o sólidos sin que se produzca una reacción química entre la sustancia disuelta y el disolvente. Generalmente se utiliza el agua y sustancias orgánicas líquidas para disolver otras sustancias. El disolvente más común es el agua, que también se utiliza en la fabricación de pinturas, pero no se suele declarar en las fichas técnicas debido a que es totalmente inocua. Por ello la mención de los disolventes en relación con pinturas, barnices y colas se suele referir a sustancias que pueden causar olores desagradables o ser dañinas para la salud humana y el medio ambiente. Por un lado están los disolventes orgánicos volátiles (COV), que se suelen evaporar en pocas horas o días después de la aplicación del producto. Y por otro lado están las sustancias menos volátiles, aunque éstas no sean consideradas como disolventes en un sentido legal estricto. Estas últimas se utilizan como sustitutos en algunos productos "sin disolventes" y, en determinadas circunstancias, pueden estar liberándose al aire del ambiente durante meses o años.

Durabilidad

La durabilidad de las pinturas de exterior viene determinada en primer lugar por la resistencia de la pintura a los agentes atmosféricos. La combinación de las pinturas minerales con ligante de silicato es altamente resistente porque el silicato, a diferencia de las dispersiones, es totalmente estable a la radiación UV. Lo mismo sucede con los pigmentos inorgánicos y las cargas minerales. La resistencia y la durabilidad de las pinturas minerales o de silicato de KEIM son legendarias, dado que se conservan intactas y bellas durante décadas.

Eflorescencias

Las eflorescencias son un tipo de patología de los edificios que se manifiestan con la cristalización de sales previamente disueltas. El agua que ha penetrado en el elemento constructivo disuelve las sales presentes y provoca su migración dentro del elemento. Cuando el elemento se vuelve a secar, las sales cristalizan aumentando el volumen, lo que puede provocar el desprendimiento del revoco o de las capas de pintura. Las eflorescencias de la cal se comportan de forma distinta. Ambos procesos son similares, pero en el caso de la cal la cristalización sólo afecta a la estética con manchas o velos blancos.

Emisiones

Por emisiones se entiende generalmente la liberación o la emanación de sustancias perturbadoras al medio ambiente.

Fogging

El efecto de manchas negras o "fogging" se caracteriza por la formación de una capa negra en las paredes y los techos de las estancias compuesta por restos de plastificantes y partículas de polvo. Generalmente, los plastificantes emanan de colas, muebles o pavimentos.

Este efecto se suele dar en invierno en viviendas con calefacción. En el techo o en una de las paredes de la estancia se forma una capa superficial de color negro.

Grietas

Las grietas aparecen cuando se generan tensiones en un material que éste no puede absorber. Una de las causas de la aparición de tensiones pueden ser las diferencias de temperatura internas del material o elemento constructivo.

Ligantes

El tipo de ligante caracteriza una pintura y determina su denominación. Los ligantes son las sustancias responsables de la adherencia de la pintura al soporte. Generalmente se mezclan en estado líquido con los pigmentos y cargas para asegurar la homogeneidad de la mezcla y el contacto con el ligante de todas las partículas sólidas de la pintura. El tipo de ligante determina las propiedades esenciales de la pintura y sus características de aplicación.

Manchas negras

El efecto de manchas negras o "fogging" se caracteriza por la formación de una capa negra en las paredes y los techos de las estancias compuesta por restos de plastificantes y partículas de polvo. Generalmente, los plastificantes emanan de colas, muebles o pavimentos.

Este efecto se suele dar en invierno en viviendas con calefacción. En el techo o en una de las paredes de la estancia se forma una capa superficial de color negro.

Pérdida de calor

Desde el punto de vista puramente físico, lo que llamamos pérdida de calor no es otra cosa que la compensación energética entre zonas en las que existe una diferencia de temperatura. En los edificios esta compensación se suele producir de forma descontrolada y como efecto secundario indeseado, por ejemplo, cuando ventilamos la casa.

Permeabilidad al vapor de agua

La permeabilidad al vapor de agua o transpirabilidad se refiere a la capacidad de la pintura para dejar paso al vapor de agua. A mayor permeabilidad, más facilidad para eliminar la humedad. Junto con una ventilación adecuada, esta propiedad de la pintura puede ayudar a prevenir la aparición de moho en interiores.

Petrificación

Las pinturas minerales son extremadamente resistentes gracias a la unión indisoluble que forman con el soporte. Para conseguir esta unión duradera entre la pintura de silicato y el soporte, el producto precisa de una formulación muy específica. En la jerga técnica, este proceso se denomina petrificación o silicatización. La petrificación crea una unión extraordinariamente resistente, de modo que la pintura no se podrá decapar jamás.

Pigmentos

Los pigmentos (del latín pigmentum = colorante) son partículas sólidas que aportan color. Los pigmentos pueden ser de origen orgánico e inorgánico. Los inorgánicos (minerales) presentan una mayor estabilidad a los efectos de la radiación UV comparados con los orgánicos. Aparte de su función decorativa, los pigmentos poseen un elevado poder de cubrición y son fáciles de dispersar con ligantes. A diferencia de los colorantes, los pigmentos no se disuelven en el producto con el que se aplican.

Pinturas fangosas

Las pinturas fangosas son pinturas con granos finos capaces de cubrir las microfisuras. Las pinturas fangosas siempre precisan de un acabado con pintura lisa.

Pinturas minerales

Además de pigmentos inorgánicos, el ingrediente principal de las pinturas minerales es el silicato potásico alcalino, denominado también vidrio soluble o LIQVOR SILICIVM. A diferencia de otros tipos de pinturas, las minerales no forman una capa, sino que reaccionan con el material de soporte para crear una unión indisoluble (petrificación o silicatización).

Las pinturas minerales presentan una elevada estabilidad de color. Gracias a la coloración con pigmentos minerales resistentes a la luz UV, conservan su color original durante décadas.

Las pinturas de silicato se basan en materias primas minerales. Son muy ecológicas en su fabricación y sus efectos. Su extraordinaria durabilidad ahorra recursos y la formulación sin sustancias tóxicas protege el medio ambiente y la salud humana.

Pinturas de silicato

Además de pigmentos inorgánicos, uno de los ingredientes principales de las pinturas de silicato es el silicato potásico líquido, denominado también vidrio soluble. A diferencia de otros tipos de pinturas, las de silicato no forman una capa, sino que reaccionan con el material de soporte para crear una unión indisoluble (petrificación). Las pinturas de silicato presentan una elevada estabilidad cromática. Gracias a la coloración con pigmentos minerales resistentes a la luz UV, conservan su color original durante décadas. Las pinturas de silicato se basan en materias primas minerales. Son muy ecológicas en su fabricación y su efectos. Su extraordinaria durabilidad ahorra recursos y la formulación sin sustancias tóxicas protege el medio ambiente y la salud humana.

Pinturas de sol-silicato

Las pinturas de sol-silicato se basan en un principio ligante innovador y abren posibilidades completamente nuevas para la aplicación de pinturas de silicato. El ligante es una combinación estabilizada de sol-silicato y silicato potásico que petrifica con el soporte mineral y además genera una fuerza de adhesión que asegura una unión firme sobre pinturas a base de ligantes orgánicos sintéticos (dispersiones y pinturas siliconadas o siloxánicas). Estas propiedades permiten su aplicación en prácticamente todos los soportes comunes. Con un contenido orgánico inferior al 5%, las pinturas de sol-silicato cumplen con los requisitos de la norma DIN 18363 para pinturas de dispersión de silicato.

Placas aislantes

Para reducir al máximo la conductividad térmica de un material, éste debe tener en su interior la mayor cantidad posible de microporos. El aire estancado es muy mal conductor térmico, ya que no se puede producir un intercambio térmico por la convección del aire en movimiento. Las placas aislantes (para aislar fachadas) se fabrican a partir de diversos materiales. Los más conocidos son el poliestireno, las lanas minerales y el silicato cálcico.

Puente térmico

Los puentes térmicos son los puntos débiles de los edificios en cuanto a su consumo energético. Tienen su origen en la geometría de la edificación o bien en las propiedades físicas de los materiales de construcción empleados. Cuando la conductividad térmica de un elemento constructivo es mayor que la de los elementos adyacentes, se produce un elevado flujo térmico no deseado en este punto y, en consecuencia, un descenso de la temperatura superficial en la cara interior de las paredes exteriores. En las zonas afectadas aumenta el riesgo de condensación cuando la temperatura desciende por debajo del punto de rocío. La humedad se precipita en la superficie de la pared favoreciendo la aparición de mohos en el espacio interior. Los puentes térmicos también son los responsables del efecto de manchas negras cuando se precipitan los plastificantes contenidos en el aire ambiental.

Radiación UV

La radiación ultravioleta es una radiación electromagnética invisible al ojo humano con una longitud de onda más corta que la de la luz visible. La luz del sol contiene radiación UV. Debido a la absorción en la atmósfera terrestre (sobre todo en la capa de ozono), en la superficie de la Tierra incide sobre todo la radiación UVA y, en menor medida, la UVB. La radiación produce un calentamiento de las superficies en las que incide y además acelera la degradación de sustancias orgánicas tales como los plásticos.

Silicato potásico

El silicato potásico es un sólido similar al vidrio que es soluble en agua. El silicato potásico se produce fusionando arena de cuarzo, carbonato de potasio y carbón. La mezcla sólida obtenida de silicato potásico y ácido silícico se suele transformar en una solución viscosa mezclándola bajo presión con agua sobrecalentada para su uso posterior.

Sistemas de Aislamiento Térmico (SATE)

Los sistemas de aislamiento térmico están formados por diferentes capas de materiales que se instalan en las paredes exteriores. Los sistemas de aislamiento térmico no son sistemas autoportantes, sino que constituyen una segunda envolvente para el edificio protegiéndolo de los agentes atmosféricos y reduciendo las pérdidas térmicas. Los sistemas de aislamiento térmico se componen de mortero cola para fijar los paneles aislantes, tacos para anclar los paneles y de una capa de mortero en la que se embebe una malla de armadura para obtener una superficie robusta y resistente a los golpes. Los diferentes elementos que componen la estructura del sistema quedan ocultos y solo se verá el enlucido y la pintura en el color que se desee aplicar. 

Veladuras

Las veladuras son pinturas transparentes o semitransparentes. Se pueden aplicar sobre la madera (aquí, se denominan lasuras) y sobre revocos minerales, hormigón visto y paredes de fábrica o piedra natural.

Vidrio soluble

Vidrio soluble es el nombre que reciben los silicatos sódicos y potásicos amorfos solidificados después de su fusión, con propiedades vítreas e hidrosolubles, o sus soluciones acuosas. Se habla de vidrio soluble sódico o potásico en función de si en la sustancia predominan los silicatos sódicos o potásicos.

www.keim.com utiliza cookies propias y de terceros persistentes con la finalidad de prestar un mejor servicio. Si continua navegando está aceptando su uso. No obstante, puede cambiar la configuración de las cookies u obtener más información aquí.