Decoración de las paredes del salón

El salón de la casa es la estancia en la que se hace más vida. Por consiguiente, el ambiente y la distribución del espacio deberían ser armoniosos. Como es natural, las paredes tienen un gran peso en el espacio, dado que son nuestro “telón de fondo”. En función del gusto y las necesidades de cada uno, la decoración de las paredes puede servir para relajar o para inspirar.

Libertad total para decorar

Hoy día es fácil adquirir muebles y accesorios para la vivienda a través de las tiendas físicas y online. Los que se decantan por un estilo zen optarán seguramente por unas paredes blancas. Los que prefieren celebrar el espíritu africano, en cambio, elegirán colores tierra y cálidos. Por otro lado, el aire mediterráneo se puede recrear fácilmente en el salón con un naranja y un amarillo aplicados con una técnica de esponjado o trapeado.

Lo más importante es que las paredes complementen el espacio enriqueciéndolo sin dominarlo. Por ejemplo, con una pared en bermellón se pueden crear ricos contrastes de fondo cuando se combina con muebles y accesorios de color blanco. Estas combinaciones cromáticas con contrastes son estimulantes y reavivan el espacio.

www.keim.com utiliza cookies propias y de terceros persistentes con la finalidad de prestar un mejor servicio. Si continua navegando está aceptando su uso. No obstante, puede cambiar la configuración de las cookies u obtener más información aquí.